Japón – “Estoy tan feliz cuando puedo ofrecer mis talentos a los jóvenes”

28 Noviembre 2017

(ANS - Tokio) - "Mi alegría es compartir los dones que Dios me ha dado para la misión salesiana con los jóvenes. Estoy muy feliz cuando puedo ofrecer mis talentos a los jóvenes. Es importante, para mi felicidad como Coadjutor Salesiano, es tener una preparación profesional. Me inclino por el trabajo pastoral a través de la música o de la comunicación social. Lo ideal para mí es mantenerme joven y desarrollar mis talentos para servir lo mejor”. Habla de esta manera el Salesiano Coadjutor Takeshita Naokatsu, que trabaja en diversos servicios de Comunicación Social en la Inspectoría japonesa que partirá el próximo año a la comunidad “Beato Stefano Sandor” a Parañaque, Filipinas, para recibir la formación específica de Salesiano Coadjutor.

¿Tienes modelos de Salesianos Coadjutores?

Después de leer las biografías de 33 salesianos Coadjutores, al comienzo de mi viaje en la Congregación, pude conocer a José Buzzetti. Aunque los tiempos de hoy son muy diferentes, todas esas figuras me han inspirado mucho en mi camino vocacional. Pero incluso hoy en día tenemos buenos ejemplos: entre los que conocí directamente fue a los hermanos filipinos, el Sr. Raymond Callo y el Sr. Ephrem Santos.

¿Qué sostiene tu vocación?

Mi vocación crece con fuertes convicciones: la motivación interior, la luz de Dios, el sentirme elegido personalmente por nuestro Señor. Me siento más fuerte en la vocación cuando escucho su voz interior. Especialmente la semana de ejercicios espirituales es muy útil para mí. Incluso en la vida cotidiana, cuando tengo que enfrentar los desafíos de mi trabajo o las relaciones interpersonales, vuelvo a escuchar esta voz interior que me da energía.

¿Cuál es la contribución específica del Salesiano Coadjutor a la misión salesiana?

El elemento carismático se siente mucho. Necesitamos las dos caras de Don Bosco: la del sacerdote y la del coadjutor.

¿Qué hacer para visibilizar la vocación del Salesiano Coadjutor en la Iglesia?

Necesitamos la presencia de los Salesianos Coadjutores en nuestras parroquias. Debemos hablar y presentar esta vocación a los fieles. Los coadjutores ancianos trabajaban arduamente dentro de las casas y eran casi invisibles en la Iglesia. Por ejemplo, el Sr. Thomas Kikama SDB, que estaba en Beppu como miembro de la comisión diocesana de Oita para las vocaciones, fue muy importante para nosotros. Incluso en el contexto de Japón, la presencia evangelizadora del Salesiano Coadjutor como catequista en las escuelas católicas podría ser un valioso testimonio.

Fuente: AustraLasia

ARTÍCULOS RELACIONADOS

InfoANS

ANS - “Agencia iNfo Salesiana” - es un periódico plurisemanal telemático, órgano de comunicación de la Congregación Salesiana, inscrito en el Registro de la Prensa del Tribunal de Roma, Nº. 153/2007.

Este sitio utiliza cookies, para mejorar la experiencia del usuario y por motivos estadísticos. Al entrar en esta página declaro que estoy de acuerdo con el uso de cookies. para saber más o negarse a usar este servicio has clic en el botón "Más informaciones"