Camboya – ¿No es esta misión compartida de Salesianos y laicos una forma de vivir los sueños de Don Bosco?: P. John Bok Nam

28 Mayo 2020

(ANS - Poipet) - La Delegación de Camboya, dependiente de la Inspectoría de Tailandia, acoge al mayor número de voluntarios misioneros de toda la región salesiana de Asia Oriental - Oceanía. Cientos de voluntarios han servido allí desde 1991, aportando un gran beneficio a la misión salesiana en el país. El p. John Bok Nam es el Salesiano a cargo de la pequeña comunidad de Poipet que cada año trabaja con muchos voluntarios misioneros laicos para dirigir una escuela primaria, un centro de educación técnica secundaria y un albergue. He aquí su experiencia de misión compartida con voluntarios misioneros laicos.

¿Cómo fue su experiencia de acoger voluntarios en su comunidad?

Durante los últimos 3 años viviendo en la comunidad de Poipet, hubo momentos positivos y también desafiantes con los voluntarios. Sin embargo, reconocemos que en nuestra delegación de Camboya hay una necesidad de Voluntarios Misioneros Salesianos. Junto con los maestros, educadores e instructores hacen posible nuestra misión educativa Salesiana en este lugar. Desde 2002 siempre ha habido muchos voluntarios.

¿Cuál es su satisfacción o alegría al recibir voluntarios misioneros?

La educación salesiana se realiza a través de todo el compromiso comunitario educativo. Nuestros voluntarios contribuyen en una variedad de experiencias. Apreciamos especialmente su presencia educativa entre nuestros estudiantes. A través de la interacción con los extranjeros, nuestros jóvenes son capaces de ver indirectamente horizontes más amplios en nuestro mundo actual. Los voluntarios misioneros también pueden ayudar a nuestros maestros y educadores con algunas oportunidades educativas que aún no han encontrado. Nos alegramos de su presencia diaria.

¿Cuál fue uno de los mayores retos de acoger a los voluntarios?

En primer lugar, el principal desafío es la mentalidad y la actitud “de corazón” de los voluntarios. A veces nos damos cuenta de que en lugar de compromiso han elegido un “escape” de su vida. Todo el mundo sueña con un nuevo giro en la vida. De manera positiva puede ser un desafío, desde el punto de vista negativo puede ser un escape. Y los verdaderos problemas ocurren si algunos voluntarios siguen esta mentalidad de “escape2. Algunos de ellos son bastante egocéntricos, incluso egoístas, sin suficiente interés en el bien de los jóvenes y sin mucho esfuerzo para asimilar la mentalidad educativa Salesiana. Esto también se refleja en la actitud tibia hacia el aprendizaje del idioma y la cultura locales, por lo que algunos de los voluntarios difícilmente se convierten en un buen modelo a seguir para nuestros jóvenes. A pesar de proporcionarles diferentes oportunidades para aprender, su corazón no está abierto.

Por favor, comparta una cosa que aprendió al recibir voluntarios...

Cada voluntario está viviendo su propia vida. Sin embargo, a través de diferentes motivaciones (y lo llamamos vocación) se confiaron a sí mismos a una nueva misión. De hecho, volver a sus vidas después del voluntariado no es difícil. Mientras vivimos con los voluntarios, descubrimos cómo se moldean a través de su “vida de entrega” en la misión y se preparan para una vida futura llena de nuevas oportunidades.

¿Qué impacto tiene la presencia de los voluntarios en su vida comunitaria?

A través de la presencia de los voluntarios nuestros jóvenes y colaboradores laicos pueden experimentar algunas oportunidades educativas diferentes. Gracias a los voluntarios muchos de ellos tienen una seria oportunidad de pensar en el “servicio”. Algunos de nuestros jóvenes y laicos son estimulados y superan su débil conciencia ordinaria sobre “la vida dedicada a los demás” en lugar de pensar solo en el beneficio propio. Algunos de nuestros jóvenes incluso sueñan con pasar su vida como voluntarios. Es una alegría ser testigo de su transformación día a día.

¿Cómo es que la presencia de los voluntarios le permite vivir el sueño de Don Bosco?

Nuestra comunidad educativa y pastoral no está dirigida solo por los Salesianos de Don Bosco (SDB). La presencia de los voluntarios enriquece el proceso educativo y hace más efectiva nuestra comunidad educativa. Leyendo la biografía de Don Bosco nos damos cuenta de que ya desde los primeros pasos de su Oratorio había una variedad de 'voluntarios' alrededor de nuestro Padre. Desde Mamá Margarita, pasando por otros sacerdotes diocesanos y otros laicos que estaban directamente involucrados en la educación académica y técnica en Valdocco. Está claro que desde el principio la misión de Don Bosco se realizó con muchos voluntarios, siempre y cuando fueran capaces de compartir el mismo espíritu en la educación.

¿No es ya esta misión compartida una forma de vivir los sueños de Don Bosco?

InfoANS

ANS - “Agencia iNfo Salesiana” - es un periódico plurisemanal telemático, órgano de comunicación de la Congregación Salesiana, inscrito en el Registro de la Prensa del Tribunal de Roma, Nº. 153/2007.

Este sitio utiliza cookies, para mejorar la experiencia del usuario y por motivos estadísticos. Al entrar en esta página declaro que estoy de acuerdo con el uso de cookies. para saber más o negarse a usar este servicio has clic en el botón "Más informaciones"