Mongolia – “Me llamó la atención un cartel del "Proyecto África" colgado en la pared”: la historia de vocación misionera de Felix Almeida

08 Enero 2020

(ANS - Ulaanbataar) - Felix Almeida es un joven salesiano en formación, originario de la India, Mumbai. Con solo 25 años ya ha dejado la misión “ad gentes” para ir a una de las fronteras misioneras salesianas, Mongolia, destino que descubrió el 29 de septiembre pasado en Turín, cuando participó en la 150ª Expedición Misionera Salesiana.

¿Cómo comenzó tu camino de fe y de vocación?

Comenzó en la familia. Fue allí donde experimenté y aprendí lo que significa amar a Dios y orar. Como muchos jóvenes, yo también tuve mi período de duda, tanto que pensé que Dios era solo fruto de mi imaginación. Fui agnóstico durante más de un año. Pero mirando hacia atrás, me doy cuenta de que fue el Señor quien permitió que esto sucediera, solo para encontrarme más cerca de Él.

¿Qué es lo que traes contigo de tu comunidad de origen?

He sido bendecido con la fe desde que era un niño, pero solo comprendí el significado y la alegría de esta vocación cristiana cuando fue cuestionada. De niño leía la Biblia y las vidas de los santos. Al ir a la iglesia y participar en las muchas actividades que se organizaron, crecí en la hermosa y significativa tradición católica. Y mientras crecía físicamente, mi crecimiento espiritual también fue atendido. Aunque creo que nuestra fe es algo profundamente personal, no puede crecer y ser plenamente comprendida sin una comunidad cristiana que la apoye.

¿Qué es lo que más te gusta del trabajo de los Salesianos en la India?

He tenido la bendición de conocer y asistir a los misioneros salesianos que han dejado su patria para hacernos conocer el amor incondicional de Jesús. Y debo decir que muchos Salesianos me han inspirado para trabajar por los jóvenes, especialmente por los más pobres. En particular, amé y disfruté trabajando en el apostolado para los jóvenes en riesgo.  

¿Cómo has percibido la vocación misionera “ad gentes” de los Salesianos?

No puedo volver exactamente a cuando sentí la llamada a la vocación misionera, pero todavía recuerdo el día en que me sentí llamado a ser salesiana. Fue durante un campamento de jóvenes, cuando entré por primera vez en el aspirantado y me llamó la atención un cartel del "Proyecto África" colgado en la pared. Todavía siento la frescura de este episodio en mi vida. Algo sucedió dentro de mí y mi pobre vocabulario no es suficiente para contarlo. En conclusión, siento que mi vocación salesiana nunca ha sido diferente de mi vocación misionera. Por el contrario, los dos aspectos se funden en uno solo.

InfoANS

ANS - “Agencia iNfo Salesiana” - es un periódico plurisemanal telemático, órgano de comunicación de la Congregación Salesiana, inscrito en el Registro de la Prensa del Tribunal de Roma, Nº. 153/2007.

Este sitio utiliza cookies, para mejorar la experiencia del usuario y por motivos estadísticos. Al entrar en esta página declaro que estoy de acuerdo con el uso de cookies. para saber más o negarse a usar este servicio has clic en el botón "Más informaciones"