Print this page

Corea del Sur – "¿Qué ha cambiado en sus vidas desde que conocieron a la ADMA"? Los nuevos miembros responden

01 Junio 2021

(ANS - Seúl) - El pasado 24 de mayo, durante la Eucaristía con motivo de la Fiesta de María Auxiliadora, presidida por padre Marcello Baek, Vicario de la Inspectoría de Corea del Sur (KOR), en la capilla de la casa inspectorial de las Hijas de María Auxiliadora (FMA), fueron recibidos 7 nuevos miembros de la Asociación de María Auxiliadora (ADMA). La Inspectora de las FMA, la hermana Cecilia Kim, con varios jóvenes fue testigo de este momento de gracia.

Los nuevos miembros del grupo de la ADMA de Seúl son las señoras Maria Yoo, Miriam Kim, Monica Ryoo, Gracia Na, Justina Baek, Teresa Park y Bernard Yoo. Han sido preparadas durante 3 años por su animadora espiritual, la hermana Susanna Lee, a través de sesiones de formación semanales.

"¿Qué ha cambiado en sus vida desde que conocieron a la ADMA"? es la pregunta dirigida a cada uno de los nuevos integrantes. Estas son algunas de las respuestas:

“Gracias a los últimos 3 años de formación he comenzado a modelar mi vida según Don Bosco y María Auxiliadora. Mi familia también se sorprende y se regocija: '¡Nuestra mamá ha cambiado!', Dicen. Viendo a María, estoy tratando de enfrentar la vida como una 'mujer cariñosa'".

“Desde 2018, mi participación en mi parroquia también ha cambiado mucho. Sin ni siquiera darme cuenta, no sólo me hice más fuerte en la fe, sino también un 'misionero' constante entre los fieles que están un poco al desbande”.

“Siguiendo la espiritualidad de Don Bosco en la vida diaria, hace 12 meses comencé a llenar diariamente una canasta con comida y a compartirla con algunas personas necesitadas de nuestro alrededor. Cuando veo la alegría de quienes reciben esta simple canasta, me siento muy feliz”.

“Después de emprender el camino de la espiritualidad y formación de la ADMA, vi cambiar mi actitud delante de la vida - en particular me dediqué más a la santificación de nuestra familia, comencé a rezar con mi esposo y ahora mi hija con su esposo también, pero como las iglesias están cerradas, ellos siguen la misa diaria en la televisión católica”.

"Comencé a frecuentar la formación de la ADMA hace dos años, gracias a la invitación de un amigo mío de la parroquia. Desde el primer encuentro, 'Educar como Don Bosco',  experimenté un choque cultural, un gran cambio en mi forma de ver la educación. Ya no se trataba de "competir" o de ver "quién es el mejor", sino de "hacer que los niños y jóvenes se sientan amados". Ahora, cuando le digo a mi hijo: '¡Vaya, has cambiado!', Me responde: '¡Mamá, tú has cambiado!'".

Este sitio utiliza cookies, para mejorar la experiencia del usuario y por motivos estadísticos. Al entrar en esta página declaro que estoy de acuerdo con el uso de cookies. para saber más o negarse a usar este servicio has clic en el botón "Más informaciones"