Print this page

Vaticano – Padre Zeman es declarado mártir y Mons. Ortiz Arrieta es declarado Venerable

27 Febrero 2017

(ANS - Ciudad del Vaticano) - Hoy 27 de febrero, en la audiencia concedida al Cardenal Angelo Amato, SDB, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el Papa Francisco autorizó promulgar los siguientes decretos: el martirio del Siervo de Dios Tito Zeman, (1915-1969), sacerdote salesiano; y las virtudes heroicas del Siervo de Dios Octavio Ortiz Arrieta, salesiano, Obispo de Chachapoyas – Perú (1878-1958).

La investigación para la beatificación y canonización del Padre Tito Zeman se inició el 2007 cuando se tuvieron las primeras actas preliminares. La investigación diocesana se celebró en la Archidiócesis de Bratislava del 26 de febrero 2010 al 7 de diciembre de 2012. La validez jurídica de la investigación diocesana fue reconocida por la Congregación para las Causas de los Santos con el Decreto del 28 de junio de 2013. Preparada la Positio, se discutió, de acuerdo con el procedimiento habitual, si la muerte del Siervo de Dios era un verdadero martirio. Con éxito positivo se celebró el 07 de abril de 2016 el Congreso Especial de Consultores Teólogos. Los padres Cardenales y Obispos, en la Sesión Ordinaria del 21 de febrero de 2017 habiendo oído el informe del Ponente de la Causa, el Card. Carlo Caffara, reconocieron que el Siervo de Dios murió por su fidelidad a Cristo.

La investigación diocesana de Mons. Octavio Ortiz Arrieta, tuvo lugar en la Diócesis Chachapoyas del 08 de julio de 1992 al 22 de diciembre de 2001, cuya validez fue reconocida por la Congregación para las Causas de los Santos por decreto del 03 de octubre de 2003. Después de la preparación de la Positio se discutió, de acuerdo con el procedimiento habitual, si el Siervo de Dios había ejercido las virtudes en grado heroico. Con éxito positivo se celebró el 19 de febrero de 2015 el Congreso Especial de Consultores Teólogos. Los padres Cardenales y Obispos, en la Sesión Ordinaria de 07 de febrero de 2017, reconocieron que hay constancia que las virtudes teologales Fe, Esperanza y Caridad tanto hacia Dios como hacia el prójimo, y que las virtudes cardinales Prudencia, Justicia, Templanza y Fortaleza junto con sus relacionadas, fueron ejercitadas en grado heroico por el Siervo de Dios. 

Este sitio utiliza cookies, para mejorar la experiencia del usuario y por motivos estadísticos. Al entrar en esta página declaro que estoy de acuerdo con el uso de cookies. para saber más o negarse a usar este servicio has clic en el botón "Más informaciones"