Print this page

Etiopía – Los Salesianos y el compromiso de garantizar la educación de los muchachos de la calle

19 Septiembre 2018

(ANS – Addis Ababa) – En estos días, las escuelas reabren sus puertas en muchos países. Pero muchos jóvenes corren el riesgo de quedarse al margen de la educación. Los Salesianos, en colaboración con la ONG “Servicio Voluntario Internacional para el Desarrollo” (VIS), trabajan porque todos, incluso los niños de la calle, puedan recibir educación y oportunidades.

Workeneh Alemu proviene de una familia muy pobre y es de un pequeño pueblo. Un día, el muchacho decidió ir a Addis Abeba en busca de fortuna. “El camino es largo y peligroso, quería volver y no quería pesar en mi madre - dice el joven -. Escuché acerca de los “Bosco Children” del centro que se encontraban con los niños de la calle. Me gustó la idea y decidí seguir la propuesta. Asistí a 16 reuniones nocturnas que me prepararon para el programa ‘ven y ve’. Seguí todo el camino propuesto por los Salesianos, estaba feliz de haber cerrado un duro paréntesis de mi vida”.

El Centro Salesiano “Bosco Children” ofrece la posibilidad de adquirir conciencia de las posibilidades y potencialidades, y los dirige a los estudios académicos o la formación técnica, este último destinado a ingresar al mundo del trabajo. Se ofrecen cursos de mecánica, metalurgia, carpintería, cocina y trabajo en cuero. Workeneh Alemu pudo reanudar sus estudios desde donde los había interrumpido y se inscribió en la escuela “Don Bosco” en Mekanissa, Addis Ababa.

Su historia es similar a la de Amanuel. También vivió en la calle y él también llegó a “Bosco Children”. “Escuché sobre una ruta gradual para niños de la calle llamada ‘ven y ve'. Más que pensar en la posibilidad de un futuro mejor, solo buscaba una manera de superar el período en las calles de Addis Ababa”, narra.

Al igual que todos los muchachos que se acercaron al centro, el primer paso fue el programa diurno, que incluye cursos de alfabetización, juegos, la oferta de una comida y el inicio de buenos hábitos de higiene.

Durante los primeros tres meses, Amanuel ingresó al programa institucional. Gracias al programa de orientación, descubrió sus talentos, completó la quinta clase y este año comenzará un curso de mecánica.

“En mi estancia en 'Bosco Children' - concluye - siempre me sentí acompañado, como si estuviese en familia y con amigos. Gracias al Centro, creo en el futuro y estoy caminando para hacerlo realidad”.

Este sitio utiliza cookies, para mejorar la experiencia del usuario y por motivos estadísticos. Al entrar en esta página declaro que estoy de acuerdo con el uso de cookies. para saber más o negarse a usar este servicio has clic en el botón "Más informaciones"