Ecuador – Una labor educativa marcada por el ejemplo de Don Bosco: Fabián Macías y Vinicio García

05 Abril 2019

(ANS – Quito) – En la pedagogía de Don Bosco, el docente tienen un papel clave en el proceso de formación del joven, pues es quien lo acompaña y guía en la meta de ser un “buen cristiano y honrado ciudadano”. ¿Cómo se logra este propósito?, confiando en las capacidades de los muchachos, convirtiéndose en su amigo para conocer sus problemas y viviendo aquello que predica en la vida diaria. Estas son algunas de las características que hacen “distinto” al maestro que decide vivir su vocación con estilo salesiano.

Por: Cristian Calderón, OSC

Y en la ciudad de Ibarra viven dos docentes cuya labor es ejemplo de llevar a la práctica este tipo de preceptos. Ellos son Fabián Macías (58) y Vinicio García (55) quienes trabajan 33 y 31 años respectivamente, en la Unidad Educativa Fiscomisional Salesiana “Sánchez y Cifuentes”. Ambos son fieles seguidores y estudiosos del Sistema Preventivo, cuyas enseñanzas han llevado a las aulas.

Durante la visita que realizó la Oficina Salesiana de Comunicación (OSC) a la obra educativa, ellos se sentaron a dialogar unos minutos para contarnos sobre su vocación, la experiencia de trabajar con los Salesianos y también cuál fue su motivación para convertirse en Salesianos Cooperadores.

“El carisma salesiano me cautivó por su alegría y familiaridad”

El 21 de octubre de 1986 fue la primera vez que Fabián Macías pisó el “Sánchez y Cifuentes” y lo hizo por una razón poderosa: conseguir trabajo para mantener a su esposa – que en ese momento estaba embarazada – y su hija. Llegó por referencia de una persona que le dijo: vaya donde los Salesianos, ellos son solidarios y caritativos. Y así fue, el P. Adolfo Álvarez, director en ese momento, le dio la oportunidad de trabajar sin hacer muchas preguntas, sino confiando en él.

Este acto de solidaridad, lo impulso a leer y aprender sobre Don Bosco, a quien ahora considera como su modelo de vida. “Yo a veces bromeo y digo que soy más salesiano que los compañeros que trabajan en la Pastoral o de quienes se graduaron aquí en la institución”, cuenta Fabián que gracias al acompañamiento de los Salesianos se motivó a realizar la Primera Comunión y posteriormente cumplir el sacramento del matrimonio.

Aunque pudo pedir el cambio de centro educativo y regresar a trabajar a su ciudad natal, Chone, el carisma salesiano lo fue cautivando por la alegría y el clima de familia. Afirma que su mayor satisfacción es haberse dedicado al servicio de la educación de los jóvenes y ser para ellos un amigo. “Los docentes salesianos nos caracterizamos por brindar comprensión, cuando un chico tiene malas notas, me acerco a conversar con él para saber qué le sucede y cómo lo puedo ayudar. El Sistema Preventivo no es para castigar, sino para dar un consejo y lograr un cambio en el joven”. 

Fabián también hizo la promesa de Salesiano Cooperador por motivación del P. Rafael Espinoza. Esta faceta de su vida le dio la oportunidad de compartir con la gente más necesitada y colaborar como catequista y animador del Oratorio Don Bosco con el acompañamiento del P. Benito Del Vecchio, quien le enseñó a dar lo que uno realmente necesita y no lo que sobra.

“He podido construir personas para la vida”

Vinicio García es exalumno del “Sánchez y Cifuentes” y afirma ser una experiencia viva de la educación de los salesianos. Su etapa como docente inicia en 1987, tras culminar sus estudios universitarios en Quito. Ese año fue el punto de partida de una actividad que le ha permitido construir personas para la vida.

“Mi labor ha sido productiva porque he formado varias generaciones y esas generaciones han dado una respuesta social positiva al trabajo que hemos hecho. He seguido el legado de Don Bosco en función de su carisma, teniendo como resultado que las personas sean honestas y buenas cristianas. El trabajo que he hecho lo he realizado por convicción y principios”, comenta Vinicio que también se desempeña como profesor en la Pontificia Universidad Católica Sede Ibarra (PUCESI) por 21 años.

Dentro del aula se describe como “amablemente exigente”, lo cual implica no imponer las cosas sino ser un líder que anima y guía a los muchachos para que den lo mejor de ellos. Más que un maestro es un amigo, imitando el papel que hacía el Santo de la Juventud. Es por ello que se declara un enamorado de la pedagogía salesiana basada en la amabilidad, la razón y los principios religiosos, aspectos que han formado parte de su vida.

En su crecimiento humano y profesional agradece la oportunidad de trabajar de cerca con los PP. Bolívar Jaramillo, Narciso Guerra, Nilo Heras, Benito Del Vecchio y Jorge Ugalde, cuyo ejemplo también fue fuente de inspiración en su cátedra.

Hace 28 años es Salesiano Cooperador donde aprendió que la iglesia doméstica de cada cooperador es la casa, y la familia de Vinicio siempre le acompañó en esta opción pastoral. No tiene dudas de que estar con los salesianos le permitió realizarse como profesional y está seguro que Don Bosco, María Auxiliadora y la Dolorosa seguirán acompañando su camino de formador de juventudes.

InfoANS

ANS - “Agencia iNfo Salesiana” - es un periódico plurisemanal telemático, órgano de comunicación de la Congregación Salesiana, inscrito en el Registro de la Prensa del Tribunal de Roma, Nº. 153/2007.

Este sitio utiliza cookies, para mejorar la experiencia del usuario y por motivos estadísticos. Al entrar en esta página declaro que estoy de acuerdo con el uso de cookies. para saber más o negarse a usar este servicio has clic en el botón "Más informaciones"