Print this page

Australia – Un día de fiesta y diversión juvenil
Featured

04 Marzo 2021

(ANS - Melbourne) - El domingo 28 de febrero, en Clifton Hill, cerca de Melbourne, se celebró una jornada en honor de Don Bosco. El evento que tuvo lugar casi un mes después de la fiesta del fundador de los Salesianos -debido a las reglas anti-Covid-19- consistió en un gran encuentro de diversión y alegría salesiana, todavía mayor precisamente tras la larga espera.

La jornada comenzó con la Misa a las 11 de la mañana presidida por el Superior de la Inspectoría Australia-Pacífico (AUL), el padre Will Matthews y fue concelebrada por muchos sacerdotes salesianos. Estuvieron presentes los fieles de la parroquia, acompañados por jóvenes de todo el estado de Victoria, incluidos los contingentes de estudiantes de los tres institutos salesianos de Melbourne y representantes de muchos grupos salesianos, de la Familia Salesiana, así como de simples simpatizantes de Don Bosco.

El Delegado Inspectorial de la Pastoral Juvenil, el padre Brian Ahern, en la homilía comparó las montañas escaladas en el pasaje evangélico de la Transfiguración de Jesús a las montañas que cada uno debe subir en su propia vida; y recordó que Don Bosco “escalaba” regularmente montañas físicas y figurativas con y para sus jóvenes.

Después de la Misa, las celebraciones continuaron en el exterior, en la escuela primaria, donde todos los participantes, que ya se habían inscrito con mucha anticipación fueron protagonistas de las diversas actividades: castillos inflables, maquillajes, búsqueda del tesoro, talleres de artes y oficios.

Poco después, todo el grupo se reunió para realizar juegos comunes. "Ver a un gran número de jóvenes disfrutando de la compañía de los otros fue un espectáculo, ¡aún más dulce por el hecho de que hacía tiempo que no nos reuníamos así!" comentan los promotores de la iniciativa.

Después de un almuerzo al aire libre, acompañado con la música ofrecida por varios intérpretes, sor Rochelle Lamb amenizó la tarde con una serie de bailes animados, mientras otros jóvenes se desafiaban entre sí al "quemado" (dodgeball).

Durante todas las actividades festivas, algunos voluntarios se encargaron de la venta de boletos para una lotería solidaria, rifando canastas con diversos productos salesianos y chocolatines. Al final de la jornada, se recaudaron más de 350 dólares, que se convertirán en unos 680 tala samoanos y que servirán para ofrecer una beca completa durante un año a un joven de la escuela "Don Bosco Tech" de Alafua. Lo que falta de la beca será pagado por la Procura Misionera Salesiana de Australia.

Al final de la jornada, el equipo organizador, liderado por el padre Ahern, se manifestó muy satisfecho, pues con mucho esfuerzo y poco tiempo disponible, lograron configurar un momento de celebración, alegría y verdadera participación para muchas personas cuando todos sentían necesidad de ello. Además porque, en línea con lo establecido, los residuos producidos y el impacto ambiental negativo se han reducido al mínimo.

Las fotos de la jornada se puede ver en Flickr.

Este sitio utiliza cookies, para mejorar la experiencia del usuario y por motivos estadísticos. Al entrar en esta página declaro que estoy de acuerdo con el uso de cookies. para saber más o negarse a usar este servicio has clic en el botón "Más informaciones"